ley primera:

lunes, 17 de marzo de 2008

¿ "vidas robadas" o "caso Marita Veron" ?

| www.inhdigo.tk ©2007-2008

Similitudes entre "Vidas Robadas" y el caso Marita Verón

La venta y explotación de menores ocupa un lugar determinante en nueva novela de Facundo Arana.

Ver Comentarios (3)

Por Mariano D'Andrea | 04.03.2008 | 13:34

Soledad Silveyra perdió a su hija en la ficción; Susana Verón sigue buscando a Marita.

Soledad Silveyra perdió a su hija en la ficción; Susana Verón sigue buscando a Marita. | Fuente: Cedoc


Una chica camina, sola, por las calles de su barrio. Tranquila. Con la confianza que le da conocer el lugar, haber crecido allí. De pronto, es interceptada por dos extraños que la meten a la fuerza en un auto. La chica no vuelve a aparecer y su madre espera y desespera.

Esta historia se pudo ver anoche por partida doble en la pantalla de Telefe. La problemática de la trata de blancas fue abordada desde la ficción y desde un programa testimonial, pero el fin fue el mismo: instalar un tema tan vigente como escabroso.

Pasadas las 22 comenzó Vidas Robadas, la nueva novela protagonizada por Facundo Arana y Soledad Silveyra. Si bien en este primer envío se hizo hincapié en la presentación de los personajes, ya quedó claro que el secuestro y tráfico de menores será uno de los ejes centrales.

La hija del matrimonio conformado en la ficción por Soledad Silveyra y Patricio Contreras desaparece, sorpresivamente, mientras esperaba el colectivo cerca de su casa, en Río Manso, provincia de Corrientes.

Un vecino, el único testigo que apareció -por ahora- asegura que dos hombres se acercaron a ella y la subieron a un auto. La policía, al principio, se niega a tomar la denuncia. Le hablan de una posible fuga, pero la madre presiente, sabe e insiste.

Por otro lado, se sabe que una red de tráfico y explotación de mujeres, liderada por el personaje que compone Jorge Marrale, tiene ramificaciones, también, en Río Manso. Lo que se insinúa, seguramente, será confirmado hoy por la noche.

Cuando los créditos de Vidas Robadas desaparecieron de la pantalla, apareció Gastón Pauls, en un viejo envío de su programa Humanos en el camino. La elección no fue casual: el canal decidió poner al aire el programa en el Susana -la madre de la joven desaparecida Marita Verón- y una docena de chicas que pudieron escapar del cautiverio contaron su calvario.

Las similitudes entre la historia de la desaparición de Marita y la de Juliana –la hija de Solita- son más que notables. A veces, la ficción y la realidad se parecen demasiado y –por suerte- se unen para generar conciencia.

FUENTE: http://www.perfil.com/contenidos/2008/03/04/noticia_0029.html
****************************************************************

Un caso emblemático

La conmovedora lucha personal de Susana Trimarco para hallar a su hija, Marita Verón, secuestrada en 2002 por las mafias del tráfico sexual

Susana Trimarco, madre de Marita Verón, la joven secuestrada en 2002 por las redes de trata de personas del noroeste argentino, dice que no le tiene miedo “ni al diablo” en la lucha por encontrar a su hija. Las mafias de trata la tienen amenazada de muerte, algo que a ella no la paraliza, sino todo lo contrario. Sólo por precaución vive con custodia permanente, junto a su nieta de 8 años, hija de Marita. Hoy, el caso Verón espera la hora del juicio oral.

Nadie se anima a imaginar las conexiones y cadenas de connivencias políticas, judiciales y policiales que el juicio podría dejar a la luz pública.

Trimarco se aferra a los testimonios recogidos en la causa, de chicas rescatadas en allanamientos impulsados por ella y que vieron a Marita en distintos prostíbulos del país. Una de ellas es Andrea Darrosa, secuestrada a los 15 años en Misiones y esclavizada durante ocho años en La Rioja, en donde dijo haber visto a Marita.

Darrosa dijo: “A mediados del año 2002 vi a Marita Verón en la casa de Liliana Medina [dueña de varios prostíbulos], porque yo la atendi cuando llegó y la hice pasar al living. Ella me preguntó si yo tenía un hijo y me dijo: ‘Yo dejé un bebé con mi mama’. Marita se quedó conversando con Liliana y el Chenga [Gómez, proxeneta, hijo de Liliana Medina, dos de los 13 acusados en la causa] y luego la llevan al “Candy”, ahí la ví dos veces. Le tiñeron el pelo de rubio y le pusieron pupilent celestes. Ella era nueva y no sabía desenvolverse con los clientes, se sentaba a dos metros y no les conversaba.

Cuando empezaron los operativos de la policía ya no la vi más, porque la sacaron de ahí. Cuando la vieja Liliana una noche estaba mirando el programa Va por vos, de Guillermo Andino, yo estaba con ella al lado de su cama. Aparecen los padres de Marita Verón y la vieja se mataba de risa y decía ‘estos boludos la andan buscando y ella está en España’”.

Otra testigo, Fátima Mansilla, dijo haber dormido a la par de Marita. “Cuando se despertó, se sentó en la cama, estaba como perdida. Le ponían inyecciones para mantenerla dormida, dopada”, relató.

Según Carlos Garmendia, actual abogado de la causa Verón (expediente 23554/2002), la policía “ya no busca oficialmente a Marita porque el caso fue cerrado, aun cuando no se ha encontrado a Marita”. Describe la cruzada con admiración. Dice de ella que es “una madre que decide no hacerse la boluda con este tema sino que lo denuncia, lo investiga y, en ese proceso, salva a un centenar de chicas en el país y el exterior”.

Con otras palabras pero con la misma contundencia, Condoleezza Rice en marzo último describió la labor de Trimarco en la lucha contra este flagelo antes de entregarle, junto a otras 11 mujeres de otros tantos países, el premio “Mujeres con Coraje”, que otorga el Departamento de Estado de los Estados Unidos. El actual embajador norteamericano en la Argentina, Earl Wayne, asistió en octubre pasado a la inauguración de la Fundación María de los Angeles contra la Trata de Personas, con sede en la provincia de Tucumán. Trimarco preside esta fundación, que cuenta con apoyo norteamericano y que proyecta abrir oficinas en todas las provincias del país.

Link permanente: http://www.lanacion.com.ar/976405
*******************************************************

Las redes de prostitución en la Argentina


(por Olga Viglieca, especial para Desde el aula)

De Córdoba, de La Plata, de Rosario, del municipio de Malvinas Argentinas, de San Miguel, de José C. Paz, de Tandil, de Mar del Plata, de Necochea, de Neuquén, de Santa Cruz, de Jujuy, de Entre Ríos, de Comodoro Rivadavia, de La Rioja, de Catamarca, de Misiones, del populoso y decentísimo barrio de Belgrano -donde abundan las agencias de seguridad-, de un sauna del barrio de Once. Todas las chicas -algunas de entre 11 y 15 años- que logran escapar cuentan la misma historia: o las secuestraron o les prometieron un buen trabajo, aprovechando la miseria en la que viven ellas y sus familias. El “gestor” las sube a un auto o a un micro de línea y cuando llegan las espera un prostíbulo de cualquier lugar del país. Allí les pegan, las drogan, les sacan los documentos y, bajo amenaza de muerte, las obligan a “atender” una veintena de clientes diarios en bares, departamentos, saunas, piringundines más o menos miserables, más o menos costosos. Si la fuga fracasa, la osada probablemente pague con su vida, según cuentan las propias chicas.
En Paraguay, las redes argentinas compran mujeres y nenas por 200 pesos, excepto las de “exportación”, que cuestan 600 dólares y, una vez “mejoradas”, son enviadas a España o a México (Clarín, 12-06). El gobierno paraguayo estima que hay más de un millar de paraguayas secuestradas en la Argentina (La Voz del Interior, 6-6-05). La Argentina figura junto con Brasil, Sri Lanka, Chile y Cuba en la lista de los países con mayor explotación sexual de niños en el mundo, según Naciones Unidas. En junio del 2000, UNICEF mencionaba diplomáticamente “la ineficacia de las intervenciones policial y judicial, sus limitaciones y complicidades” para explicar el crecimiento exponencial de la prostitución de menores, una industria que crece al ritmo de la pauperización de las masas y de la mano del turismo.

El presidente y los proxenetas

Los padres de Marita Verón, secuestrada en Tucumán en 2003, han encontrado 19 jovencitas “desaparecidas” en prostíbulos del Noroeste. Los padres de Fernanda Aguirre encontraron otras 7 nenas en prostíbulos del norte de Santa Fe, Córdoba y el Chaco mientras buscaban a su hija. Pero en general los encuentran vacíos: alguien avisa antes. “Lo que sucede es que como la policía y los funcionarios judiciales participan del negocio, cuando saben que va a haber una inspección o una clausura, les avisan a los dueños y éstos las van girando de una zona a otra de la misma provincia, o de diferentes regiones. Las mujeres son revendidas muchas veces”, explica Sara Torres de la Coalición contra el tráfico de Mujeres (CATW).
Los Verón acusan del secuestro de su hija y de regentear la red de tráfico de mujeres y niñas en Tucumán a Rubén "La Chancha" Ale, alto directivo del club de fútbol San Martín de Tucumán y uno de los hombres más fuertes de la provincia (Clarín, 3-7-05). Fue el club que eligió Néstor Kirchner para hablar este último 9 de julio. ¿El presidente, prolijo lector de los diarios, no reparó en quiénes eran sus anfitriones? La complicidad no es sólo cuestión de gendarmes, prefectos o policías o jueces: llega, como se ve, a los más altos rangos del Estado.
Las conexiones de la red que secuestró a Fernanda Aguirre y Marita Verón “están probadas, al menos entre Tucumán, Córdoba, Santiago, La Rioja, Salta y Santa Cruz”, dice el comisario tucumano Jorge Tobar, exonerado de la fuerza después de excederse en este tipo de declaraciones (Página 12, 7-4-05) y “a pesar de que su investigación permitió a Interpol rescatar a 25 jóvenes que habían sido vendidas como ganado en pie a proxenetas de Vigo, Burgos y Bilbao; 19 de ellas eran tucumanas y muchas salieron de la zona de Chilecito, en La Rioja. El mismo lugar de donde desapareció la turista suiza Annagreth Wügler” (ídem).
Pero la impunidad es efectiva en todo el país. “Los diez tribunales orales en lo Criminal de la Capital Federal fueron creados en 1992. Tramitaron un promedio de 1.300 causas cada uno durante ese tiempo. ¿Cuántas sentencias condenatorias registraron por explotación sexual de niños y de adultos? Un promedio de siete por tribunal. Siete condenas en 12 años. Estas cifras demuestran que casi no se denuncia este delito. Hay obstáculos institucionales, presiones informales, complicidades de policías y funcionarios. Hay grandes fallas en las políticas públicas", reconoció Martiniano Terragni, abogado del Consejo de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del gobierno porteño (La Nación, 5-9-04). A Sandra Cabrera la asesinaron después de que denunciara que la tarifa que cobraba la División de Moralidad rosarina era de 10.000 pesos semanales por prostíbulo.Negocios de carne humana
En todo el mundo, unos cuatro millones de mujeres y niñas son vendidas cada año para ser sometidas a la prostitución. Sólo en 2002, según Unicef, un millón doscientos mil niños y niñas fueron traficados internacionalmente con fines de explotación sexual o laboral. Más recientemente, en América latina, dos millones de niñas, niños y adolescentes son víctimas de la explotación sexual comercial y laboral, dentro y fuera de las fronteras de sus países de origen. En la triple frontera que comparten la Argentina, Paraguay y Brasil al menos 3.500 menores de ambos sexos son explotados por el negocio de la prostitución (Página 12, 11-7-05)
La trata de mujeres sigue la ruta desde países pobres a países ricos y mueve unos 10 mil millones de dólares en el nivel mundial: se ubica tercera en ganancias luego del tráfico de drogas y armas. Que el dinero de la prostitución va derechito a las cajas policiales y al financiamiento “negro” de la política es algo que no niegan ni los organismos internacionales, lo que explica por qué no hacen nada por evitarla.
En la Argentina la complicidad con la trata de personas puede considerarse una cuestión de Estado: aunque el país firmó la Convención contra el Crimen Trasnacional Organizado, en el año 2002 (Palermo, Italia) y la ratificó en diciembre del 2003, ni el gobierno de Duhalde ni el de Kirchner han tipificados los delitos de trata y tráfico (Página 12, 24-11-04). Secuestrar a una nena y obligarla a prostituirse ni siquiera es un delito federal.




FUENTE: http://desdeelaula.blogspot.com/2005_09_01_archive.html

1 @comentarios :

  1. Anónimo dijo...
  2. Hola me llamo Lujan se que no puedo hacer nada pero queria desirle a la familia de Marita Veron que sigan con la busqueda que no pierdan las esperansa yo se que no es fasil seguir a delante con esta traguedia por que deve ser muy difisil para la familia estar pasando por esto pero les deceo las mejores de las surtes sobre todo a la mama que deve estra sufriendo mucho con esto que le estas pasando . Yo me pongo a pensar el ella y deve estar sufriendo mucho por esta solo espero que la encuentren y yo voy a estar orando por ella y por su familia yo soy de Salta-Metan soy una adolesente de 17 años bueno esto es todo suerte y no bajen los brazon por nada del mundo .

MUCHAS GRACIAS POR VISITAR MI BLOG, ACEPTO TUS CRITICAS Y COMENTARIOS QUE PUEDES EXPRESAR AQUI:

 

©2007-2015 - www.blogonautia.blogspot.com.ar • Todos los Derechos Reservados | Los contenidos son propiedad de sus respectivos autores

Suscribete y recibe lo ultimo de BLOGONAUTIA en tu correo