ley primera:

martes, 25 de noviembre de 2008

Otra joven raptada en Tucumán-Tráfico de personas-pistas.

http://www.paginabierta.com/comunes/mundo.gif| www.blogonautia.com.ar ©2007-2008

extraido de:lagaceta.com   <----
TRATA DE PERSONAS - YERBA BUENA

Denuncian que una joven fue raptada como Marita

La muchacha, de 19 años, debía haber llegado el sábado a su casa en Colombres. Le envió un mensaje de texto a su novio pidiendo ayuda. La búsqueda.


SECUESTRO. Ana Carolina mandó un desesperado SMS a su pareja. LA GACETA / ANTONIO FERRONI


COMUNICACION. El mensaje enviado por Carolina decía “ayudemén” (sic). LA GACETA / ANTONIO FERRONI

Una joven de 19 años desapareció el sábado en Yerba Buena, y sus familiares temen que se trate de un rapto igual que el que, en 2002, sufrió Marita Verón, de quien aún hoy no se sabe nada. Ana Carolina Mansilla, de 19 años, debería haber llegado a su casa, en Cruz Alta, pero no lo hizo. El domingo a la tarde, la chica logró llamar a su cuñado, Adrián Navarro; le dijo que dos hombres la habían secuestrado. No pudo precisar adónde la llevaron. Ayer al mediodía, su novio, Darío Navarro, recibió un mensaje de texto en su celular pidiendo ayuda. Según el abogado Carlos Garmendia, de la Fundación María de los Angeles, el caso es alarmante. Personal de la División Trata de personas busca a la joven.

En un año, la fundación de Trimarco recibió 120 denuncias

Un abogado dijo que los tratantes de personas no discriminan a la hora de elegir víctimas.

El secuestro de Ana Carolina Mansilla, la chica de 19 años que fue vista por última vez el sábado en Yerba Buena, no es un hecho aislado en la provincia. Según datos de la fundación María de los Angeles Verón, cada semana al menos tres mujeres son raptadas por redes dedicadas a la trata de personas.
“Generalmente hay un trabajo de inteligencia previo sobre la víctima. Por ejemplo, los captores aprovechan ciertas situaciones, como un conflicto familiar, para que los parientes de la chica piensen que ella se fue por voluntad propia y no se esfuercen tanto en buscarla”, explicó el abogado de la institución, Carlos Garmendia. Según el letrado, es muy común en Tucumán que mujeres sean raptadas por este tipo de delincuentes. 
“La fundación lleva trabajando un año y ya recibimos 120 denuncias sobre secuestros de este tipo”, explicó Garmendia, y señaló que los captores utilizan diversos ardides para engañar a las víctimas. “Suelen ofrecerles un trabajo que, a primera vista, puede parecer común, como el de empleada doméstica”, aseveró. Sin embargo, explicó, las chicas que no padecen problemas económicos también pueden sufrir estos ataques. “A ellas les pueden proponer empleos en promociones o en modelaje”, dijo Garmendia.

Extorsión y tortura
Luego de capturarlas, los secuestradores sacan a sus víctimas de la provincia. “La trata de personas se caracteriza porque sus autores llevan la víctima a otro lugar, donde no la conoce nadie y donde ella no sabe a quién pedir ayuda”, explicó el abogado. Una vez que la tienen en su poder, los delincuentes utilizan diversos métodos de extorsión y tortura para quebrar la voluntad de sus prisioneras.
El caso más resonante de una chica secuestrada por una red de trata de personas en la Argentina se perpetró en esta provincia. El 3 de abril de 2002, María de los Angeles “Marita” Verón, de 23 años, fue capturada por un grupo de hombres cuando caminaba por la zona de la Maternidad. Diez personas están imputadas. Recientemente, efectivos de Gendarmería realizaron excavaciones en La Rioja, porque se pensaba que podía haber sido enterrada allí. 
Durante la búsqueda de su hija, la madre de “Marita”, Susana Trimarco, logró desbaratar varias redes de trata de personas y liberar muchas mujeres, lo que le valió reconocimientos a nivel nacional e internacional.


CONMOCIONADA. Silvia Ceballos de Mansilla, de 47 años, pide que la Policía encuentre a su hija. “Me dijo que la habían estado siguiendo”, dijo. LA GACETA / ANTONIO FERRONI 

Características físicas


Ana Carolina Mansilla tiene 19 años. Mide 1,57 metro y es de contextura física media. Tiene tez morena y cabello negro hasta el hombro. Cuando desapareció, vestía un pantalón de jean oscuro y una remera color claro. Cualquier información, comunicarse a la comisaría más cercana, con la División Trata de Personas o al celular 155-056083.

“‘Dari’, vení, tengo miedo de que me maten”

Una joven está desaparecida desde el sábado, cuando debió haber llegado a su casa en Colombres desde su trabajo en Yerba Buena. Según la información que maneja la Policía, la muchacha fue raptada en un vehículo. La familia está desesperada

“Dari, no sé dónde estoy. Tengo mucho miedo. Sáquenme de aquí. Dari, vení. Mami, tengo miedo de que me maten; estos hombres son malos. Búsquenme”. A las 12.45 de ayer, el celular de Darío Navarro recibió ese mensaje de texto. Es la última noticia que tiene de su novia, Ana Carolina Mansilla, de 19. Sus familiares no la ven desde el sábado, y todo parece indicar que dos hombres la obligaron a subir a un auto en Yerba Buena y la tienen secuestrada. “Temo que a mi hija le pase como a ‘Marita’ Verón. Por eso necesito que la encuentren rápido”, dijo llorando Silvia Rosa Ceballos de Mansilla, de 47 años, la madre.
Carolina vive junto con sus padres y dos de sus siete hermanos en una humilde casa de la localidad de Colombres. Regresó hace cuatro meses de Arenales, provincia de Santiago del Estero, donde convivía con Navarro. “Ella había conseguido un trabajo como empleada doméstica en Yerba Buena. Darío vino la semana pasada, cuando él también logró que le dieran empleo”, indicó Silvia Ceballos. La mujer añadió: “no conozco a sus patrones, pero cuando le pregunté si la trataban bien me dijo ‘de diez’”. 
Una pista de lo que pueda haber pasado se desprende de lo que, según Ceballos, ocurrió el miércoles. “Carolina me contó que estaba con miedo porque dos hombres la habían seguido cuando iba al trabajo. Creo que entonces comenzó todo”, aseveró la mujer.
El viernes fue la última vez que Ceballos se contactó con su hija, también vía mensaje de texto: “decile a Dari que el sábado salgo a las 10. Preguntale si se va a quedar”, se lee en el celular de la madre de la chica, que conserva el mensaje. “Me amanecí el domingo esperando sentada, pero nunca llegó -relató desesperada-. A la tarde, Darío y yo estábamos pensando en hacer la denuncia cuando Adrián, el hermano de él lo llamó desde Mendoza”. Según Ceballos, Adrián Navarro les dijo: “me acaba de hablar Carolina. Tengan cuidado. Me dijo que dos hombres la hicieron subir a un auto. La tienen secuestrada. Ella no sabe dónde está. Por favor, dice que la busquen urgente”. Carolina no logró darle más detalles a su cuñado. Antes de colgar, pidió que no la llamaran: al parecer, se las ingenió para esconder su celular. “Cada vez que intentamos hablarla su teléfono nos da como apagado”, dijo Darío Navarro durante la entrevista con LA GACETA. Tanto él como su suegra creen que la joven no pudo llamarlos a ellos por un problema de señal, o tal vez porque en la agenda figura primero el teléfono de Adrián Navarro.
Tras la comunicación desde Mendoza, Silvia Ceballos y su marido, Jorge Mansilla, hicieron la denuncia en la comisaría de Colombres, localidad de Cruz Alta. También dieron aviso a la División Trata de Personas, de Investigaciones. El llamado de Carolina a Adrián Navarro fue el último contacto con la joven hasta ayer al mediodía. Ella logró enviarle dos mensajes de texto a su pareja. “Ayúdemen (sic)”, decía. Navarro temblaba al mostrarle el celular el cronista. “Desde que la conozco, estuvo conmigo todo el tiempo. Jamás se fue ni a dormir a la casa de una amiga sin avisarme”, expresó.
Ceballos dice estar viviendo una pesadilla. “Mi miedo más grande es que la quieran hacer ‘trabajar’. Porque esto es un secuestro mudo; nadie se comunicó con nosotros para pedirnos algo”, dijo. Su marido, sentado en silencio junto a ella, acababa de repartir fotocopias de una fotografía de su hija en distintas comisarías. Ceballos descartó que la joven se haya escapado por voluntad propia. “Ella me cuenta todo. Si hubiese tenido un problema con Darío o hubiese querido dejarlo, me lo habría dicho de inmediato, como me contó cuando se fueron a vivir juntos. Además, yo me doy cuenta si ella está triste o alegre, porque somos muy unidas”, aseveró. 
Antes de despedirse, con lágrimas en los ojos, expresó: “ojalá que no sea nada. Estamos muy preocupados. Nosotros no tenemos enemigos ni le hicimos nada a nadie. Pero sé que a ella, esté donde esté, le puede estar pasando cualquier cosa”.



0 @comentarios :

MUCHAS GRACIAS POR VISITAR MI BLOG, ACEPTO TUS CRITICAS Y COMENTARIOS QUE PUEDES EXPRESAR AQUI:

 

©2007-2015 - www.blogonautia.blogspot.com.ar • Todos los Derechos Reservados | Los contenidos son propiedad de sus respectivos autores

Suscribete y recibe lo ultimo de BLOGONAUTIA en tu correo