viernes, 5 de diciembre de 2008

EL TELEFONO CUMPLE AÑOS


http://www.paginabierta.com/comunes/mundo.gif
 
HACE 120 AÑOS ALEXANDER GRAHAM BELL PATENTABA EL TELÉFONO
El 9 de octubre de 1876 se llevó a cabo la primera conversación telefónica de larga distancia.




DEL ELECTROIMÁN A LA FIBRA OPTICA

El 7 de marzo de 1876, el inventor y físico estadounidense de origen escocés, Alexander Graham Bell, patentó uno de los inventos más grandes de la historia: el teléfono.

Para conmemorar tal acontecimiento, ocurrido hace 120 años, ha sido homenajeado en más de una veintena de países, especialmente en Estados Unidos, donde desde el primer día del 96 y hasta el último día de marzo, se festejaron "los meses de Bell".

Una vez más la televisión lo recordó con una miniserie titulada Gracias, Mr. Bell, producida por la Universal Pictures y con uno de los elencos más prestigiosos de los últimos tiempos para la pantalla chica.

En la residencia donde realizó la mayoría de sus trabajos, convertida hoy en uno de los museos más visitados de Estados Unidos, se llevaron a cabo los actos más importantes. También, el pasado 7 de marzo, el escritor Arthur Bell, uno de los pocos parientes que quedan del inventor , presentó el libro La humanidad de un genio. "Comencé a escribirlo hace 13 años. He recorrido una buena parte del mundo recogiendo informes. Se han escrito centenares de libros sobre Bell, de los que creo que he leído la mayoría, pero siempre he pensado que están incompletos... que falta algo de su generosidad, de su enorme sentido humano, así como su excesiva humildad. Jamás presumió de genio. Vivió para ayudar... con la obsesión de crear cosas que mejoraran la forma de vivir de sus semejantes", dice el escritor.

Por su parte, el actor Peter Fonda, uno de los intérpretes de la miniserie de seis capítulos, afirma:

"Me pregunto qué sería del hombre si no existiera el teléfono. Como la televisión, pienso que es uno de los inventos más importantes de nuestra historia".

PROFESOR DE FISIOLOGÍA VOCAL

Alexander Graham Bell, había nacido en Edimburgo (capital de Escocia) el 3 de marzo de 1847. Su padre era Alejandro Melville. Cursó los primeros estudios en su ciudad natal y posteriormente en Londres. En 1870 sus padres emigraron a Canadá, donde el joven Alexander se dedicó a perfeccionar el sistema de enseñanza de sordomudos inventado por su padre (experto en dicción y fonética), por el que sentía una admiración casi enfermiza. Precisamente en uno de sus relatos autobiográficos dice:



Mecanismo interno de un teléfono de principios de siglo. 


"Mi padre es el hombre más bueno del mundo. Es genial, sin embargo, su imagen es la de un pastor de ovejas. Dentro de él vive un mundo de sabiduría tan inmenso como el planeta que pisamos. ¿Y mi madre? Mi madre es como la brújula que lo conduce... es su columna, su vida, su inmensa pasión".

En 1872 Alexander fue nombrado profesor de fisiología vocal de la Universidad de Boston, pero siempre interesado en sus trabajos científicos.

En 1876 inventó el teléfono, verdadera revolución de los medios de comunicación, patentándolo el mismo día en que Gray presentaba los planos de otro aparato semejante. Entonces sufrió su primer desencanto como inventor, pues debido a un defecto puramente formal se declaró la nulidad de su patente, y hasta Gray intentó un proceso contra él, al que consideró su rival.

Pero el joven Bell insistió en demostrar su prioridad en el invento. Lo perfeccionó y modificó notablemente el aparato que, con los años, resultaría uno de los más impactantes de todos los tiempos. Su trabajo fue tan perfecto, que, en 1881, el Instituto de Francia le concedió el premio Volta.

"A partir de los aportes de Morse —dijo cuando fue galardonado en Francia—, lo he realizado conectando un manipulador telegráfico con un electroimán que, a su vez, actuaba sobre un diapasón para regular sus vibraciones. Utilicé corriente eléctrica en todo momento, graduada por las vibraciones de la voz, hasta lograr la transmisión telefónica de forma reversible, mediante conductores".

El invento del teléfono lo dio a conocer en la Exposición de Filadelfia de 1876, convirtiéndose a partir de entonces en uno de los hombres más importantes del mundo.

Además, Bell inventó la balanza de inducción, el fotófono, el radiófono (con Sumner Tainter), el grafófono (un aparato detector de balas y metales) el alerón de los aviones y fundó la Compañía de Teléfonos, con la que mantuvo la exclusiva de su invento hasta 1894.

Nunca descuidó los estudios pedagógicos y sobre todo lo relacionado con la enseñanza de los sordomudos, cuyo método, perfeccionó extraordinariamente.

Bell perteneció a todas las asociaciones científicas de su época. Incluso en los países más lejanos lo nombraban "Socio de honor", y le concedían todos los privilegios. Desde 1898 ocupó el cargo de regente de la Smithsonian Institution.

Sobre su invento telefónico, el propio Bell confesó:

"Los primeros intentos fueron un auténtico fracaso. Sólo después de muchas experiencias pude determinar las masas oscilantes adecuadas, obteniendo así el efecto deseado. El 2 de junio de 1875 logré transmitir por vez primera sonidos por medios eléctricos. Nueve meses más tarde, y después de haber presentado la correspondiente patente, la introducción de ciertas mejoras no recogidas en el texto de la anterior posibilitaron por vez primera transmitir la voz humana. Ha sido el día más feliz de mi vida. Después de haberlo conseguido, me importaba poco morir, pues era mi más ambicionado proyecto."

Como ocurre siempre ante los hombres geniales, a Bell no la faltaron detractores, pues muchos dudaron que se pudiera llegar a emplear aquel simple aparato como medio de comunicación. Sobre ello dijo el propio inventor:

"Incluso durante la celebración de la exposición universal de 1876 en Filadelfia, la instalación telefónica que se presentó pasó inicialmente desapercibida. Fue el emperador de Brasil el primero en interesarse por mi invento, demostrando abiertamente su entusiasmo y felicitándome públicamente. Entonces el jurado de la exposición distinguió mi invento concediéndome la medalla de oro. Me sentí motivado para continuar desarrollando el teléfono".

El 9 de octubre de 1876 realizó la primera conversación telefónica a larga distancia, entre Boston y Cambridge (Inglaterra).

"Al primero que le ofrecí mi sistema telefónico fue al Gobierno de Estados Unidos y posteriormente al de Gran Bretaña. Entonces el Post Office británico me contestó que era posible que los estadounidenses pudieran utilizar un artilugio como ése, pero que los ingleses disponían de un número suficiente de chicos jóvenes capaces de traer y llevar las notas y recados que hicieran falta", cuenta en su autobiografía el inventor.

El 9 de julio de 1877, Bell creó en colaboración con Watson, G. Hubbard y Sanders la Bell Telephone Company" y la Gardina G. Hubbard Trustee, iniciando así la fabricación a gran escala de teléfonos para todo el mundo.

Entonces dicha sociedad no vendía los teléfonos sino que los alquilaba. Fue a partir de 1878, que la compañía cambió su nombre pasando a denominarse Bell Telephone Company. En 1889 se incorporó a ella los derechos de la patente de Gray a la empresa American Telephone & Telegraph Company, creada en Nueva York el 28 de febrero de 1885, con la finalidad de gestionar todas las comunicaciones telefónicas de Estados Unidos.

En 1877, Werner von Siemens puso en marcha el invento de Bell, añadiéndole diversas mejoras técnicas y dirigió, en colaboración con Heinrich von Stephan, la instalación de las primeras líneas telefónicas.

Alexander Graham Bell falleció en Nueva Escocia (Canadá), el 2 de agosto de 1922, dejando tras de sí una estela de inventos con los que ha colaborado a la evolución de la humanidad.

fuente:

Y de yapaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa:

La evolución del telefono







En 1857, Antonio Meucci (1808-89) (foto) habla inventado una máquina cuyo componente esencial era un elemento vibrador unido a un imán; era el primer aparato telefónico: Aunque Meucci patenté su hallazgo en 1871, el escaso interés mostrado por la compañía a la que le ofreció y las dificultades económicas le hicieron abandonar el proyecto. Por este motivo, sería Graham Bell (1847-1922) quien, finalmente, tras patentar un aparato semejante en 1876, pasaría a la historia como el verdadero padre del teléfono, y ello a pesar de que surgió inmediatamente una disputa legal que no finalizó hasta 1886 y con resultado favorable para Meucci.

A partir de entonces, los avances más señalados derivaron’de la incorporación de bobinas (1913) y de diversas técnicas que hicieron posible mantener más de una conexión sobre la misma línea (1916). Los nombres de Thomas A. Edison, Elisha Gray o Edward Hughes sé encuentran estrechamente vinculados al desarrollo del teléfono.

En una etapa posterior, en los años treinta, se aplicaron cables coaxiales y, ya en la segunda mitad de la centuria, se verificaron las primeras comunicaciones entre continentes y comenzaron las transmisiones vía satélite.

Funcionamiento del teléfono

En un sistema telefónico, la transmisión se basa en el paso, a través de un circuito, de un flujo de corriente cuyas variaciones de intensidad vienen marcadas por las propias variaciones de resistencia de dicho circuito. El aparato encargado de modificar la resistencia de éste, y, por tanto, la intensidad de la corriente, es el micrófono. El micrófono lleva incorporado un dispositivo de forma cilíndrica, con pequeños granos de carbón —el carbón altera su grado de conductividad de la electricidad en función del factor presión—. En uno de sus extremos, el micrófono presenta una pequeña membrana móvil que, como si de un tímpano se tratara, varía su presión sobre los granos de carbón, por efecto de las ondas sonoras. La variación de las ondas sonoras genera variaciones de presión en la membrana, de las que se derivan, a su vez, variaciones de intensidad en la corriente que atraviesa el circuito. La intensidad cambia, por tanto, al tiempo que lo hacen las ondas sonoras.

En el funcionamiento del teléfono entra en juego, asimismo, el principio del electroimán —recordemos que se trata de un núcleo de hierro dulce al que el paso de una corriente eléctrica confiere propiedades magnéticas—. La disposición de una lámina metálica vibrante junto al electroimán del circuito emisor —donde, según se ha indicado, la intensidad de la corriente eléctrica viene determinada por las variaciones de las ondas sonoras en el micrófono—, permite que aquélla se mueva libremente, en función de la corriente y, por tanto, de las ondas sonoras responsables de dicha alteración. La laminilla metálica actúa como cuerpo vibrante emisor de sonido, el mismo que registra el micrófono.

En la central telefónica existe un generador encargado de suministrar la corriente eléctrica de baja tensión que llega al micrófono, conectado en serie dentro de la línea.

Por su parte, el receptor está conectado en circuito local; la corriente procede del transformador que alimenta la propia línea telefónica. Al unir dos aparatos a través de la central queda constituido un circuito de línea, donde aparecen los dos micrófonos intercalados, no así los receptores, que se activan a partir de las variaciones creadas por aquéllos.

Conexiones telefónicas

La primera conexión telefónica pública se verificó en Estados Unidos en 1878, gracias a la instalación de una centralita de funcionamiento manual, que hacía posible la distribución de las llamadas entre los usuarios de la red. Desde la centralita manual —sistema que, en determinadas áreas de España permaneció en uso hasta hace apenas veinte años—, se establecía la conexión a través de una red de clavijas que se introducían en sus correspondientes tomas. La conmutación automática empezó a popularizarse en los años noventa del siglo XIX, con la introducción del disco marcador, sustituido en épocas recientes por los denominados «generadores de impulsos».

En un principio, la interconexión de teléfonos se realizaba exclusivamente recurriendo al tendido de cables; hoy, este sistema se mantiene a nivel local. Sin embargo, para las comunicaciones a larga distancia se emplean actualmente la radio o satélites artificiales.

En el caso de los cables, la experimentación con nuevas tecnologías está destinada a sustituir los tradicionales hilos eléctricos por otros de fibra óptica; en ellos, la señal no es consecuencia de la corriente eléctrica, sino que se genera a partir de una onda luminosa, lo que se traduce en el incremento de la rapidez y la calidad de la transmisión de impulsos. Estas ventajas en cuanto a velocidad y calidad se complementan gracias al desarrollo de dispositivos digitales, que funcionan a partir de señales que se generan y se representan mediante secuencias de ceros y unos. La transformación de cualquier señal en una serie de ceros y unos amplía notablemente las posibilidades de la transmisión a través de redes telefónicas; únicamente es preciso que existan aparatos específicos destinados a codificar y descodificar la’información inicial y final.

Comunicaciones a larga distancia

En las comunicaciones a larga distancia, la señal eléctrica se transforma en la central de conmutación en ondas de radio ultracortas, que pueden ser enviadas y recogidas por antenas parabólicas para su nueva codificación en señales eléctricas, éstas ya destinadas al aparato receptor. Las señales viajan, como la luz, en línea recta.

Telefonía electromagnética

La principal evolución que en los últimos tiempos ha experimentado el campo de la telefonía se relaciona estrechamente con la creación de aparatos autónomos, provistos de baterías que pueden emitir señales electromagnéticas, no eléctricas. Popularmente, se conocen como teléfonos móviles, portátiles o celulares.

Para hacer frente a la espectacular proliferación de teléfonos móviles producida en los últimos tiempos se ha puesto en marcha una compleja red de antenas retransmisoras, lógicamente ubicadas en lugares altos. La mejora del proceso de captación y reenvío de las señales electromagnéticas marca, sin duda, el camino de futuros avances. En este sentido, la colocación de las antenas en satélites artificiales en órbita alrededor de la Tierra ofrece múltiples posibilidades.

fuente:







| www.blogonautia.com.ar ©2007-2008 |

1 @comentarios :

  1. Nelson Diaz dijo...
  2. Saludos mi buen amigo Lheonnel, antes que nada felicitarte por este artículo, full completo y descriptivo, muy buen trabajo, debo tomarme un tiempo para conocer mejor tu Blog.

    Por otro lado amigo me he enterado por una amiga que se sumo a la causa de la busqueda de Joana de la reciente aparicion, a Dios gracias, de la pequeña, esta noticia nos llena de contento, visite el blog que dedicaban a su busqueda y sale alli la noticia confirmada.

    Felicitamos a su familia y a todas sus amistades y asi como en su momento nos unimos de alguna manera en su busqueda, hoy lo hacemos en su alegria. No quedo claro si la pequeña esta bien de salud, cualquier comentario adicional sera bien recibido.

    Exitos amigo

MUCHAS GRACIAS POR VISITAR MI BLOG, ACEPTO TUS CRITICAS Y COMENTARIOS QUE PUEDES EXPRESAR AQUI:

 

©2007-2015 - www.blogonautia.blogspot.com.ar • Todos los Derechos Reservados | Los contenidos son propiedad de sus respectivos autores

Suscribete y recibe lo ultimo de BLOGONAUTIA en tu correo